la-catedral-de-sal-en-cundinamarca-por-antonio-malave-pdvsa

Conoce la Catedral de Sal en Cundinamarca por Antonio Malavé Pdvsa

Colombia es un país que cuenta con destinos culturales y naturales completamente únicos, los cuales sin duda vale la pena visitar en la nación cafetera. Si bien pudiera ser complicado elegir una ubicación a disfrutar en Colombia por su diversidad, hay uno que merece mencionarse por combinar aspectos naturales, arquitectónicos y de ingeniería en un solo lugar como perfecto destino; Antonio Malavé Pdvsa nos habla de la Catedral de Sal.

La Catedral de Sal es un recinto religioso construido en las minas de sal del departamento de Cundinamarca en Colombia, que se ubican concretamente en la región de Zipaquirá y que incluye elementos de una catedral regular, como un gran número de butacas, un Cristo, figuras religiosas, ventanales, entre otros, pero bajo una mina de sal iluminada de manera increíble.

Por sus características, la Catedral de Sal es reconocida como un gran logro arquitectónico de Colombia y también en el mundo, considerada una joya arquitectónica de la humanidad por su gran valor en lo que respecta a lo cultural, arquitectónico, religioso e incluso ambiental por su sustentabilidad. Marco Antonio Malavé Tellería nos explica que la catedral fue elegida como la Maravilla Número de Colombia en 2007.

Si abordamos un poco la historia, La Catedral de Sal se inauguró en las minas de sal de Zipaquirá en el año 1950, para luego ser renovada de la mano del arquitecto colombiano Roswell Pearl nacido en Bogotá, con la que se aplicaron cambios en cuanto a la estructura, tamaño y diseño que enfatizaron el ambiente religioso y se agregaron obras de envergadura cultural como imágenes y esculturas que llaman la atención de turistas de Colombia y el mundo.

Con el rediseño de la catedral, se agregaron tres secciones al recinto que comprenden el Viacrucis, la Cúpula y las Naves de la Catedral. Dichas secciones fueron un gran logro, especialmente la cúpula iluminada, ya que no hay que olvidar el recinto religioso está debajo de las minas de sal.

La Catedral de Sal en realidad hace parte de un espacio cultural completo llamado Parque de Sal, superando 32 hectáreas y siendo una reserva natural colombiana de gran importancia, donde la minería es ilegal y no puede ser practicada. Por eso, el Parque de Sal se relaciona con un grato encuentro entre naturaleza y cultura.

Publicado por

Antonio Malave PDVSA

Colombia es sin duda uno de los países más hermosos de la región sudamericana, una tierra que enamora a propios y extraños y hace que quienes hemos tenido la dicha de conocerla nos queramos quedar aquí para siempre; mi nombre es Antonio Malavé Pdvsa y hoy quiero hablarles del desarrollo de la minería en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *